Rootear el Samsung Galaxy ACE GT-S5830M

Hace algún tiempo adquirí un Samsung Galaxy ACE, y hasta hace unas horas decidí rootear la versión de gingerbread que trae instalada (2.3.6). Investigando un poco, encontré que hay cerca de 7 modelos distintos de ACE (ver también samfirmware):

  • GT-S5830
  • GT-S5830B
  • GT-S5830C
  • GT-S5830I
  • GT-S5830L
  • GT-S5830M
  • GT-S5830T
  • GT-S5838

Las diferencias de uno a otro probablemente están en el hardware y su distribución varia en cuanto a la región. Es importante destacar que el método para rootear el smartphone en cuestión varía y si no aplicas que el método correcto, puedes brickear el smartphone.

Este método lo saqué de esta fuente (htcspain) y lo aplique sobre mi GT-S5830M, según esa fuente también aplica para el GT-S5830i y el GT-S5830C. IMPORTANTE: Al rootear el smartphone para muchos operadores pierdes automáticamente la garantía (ojo que siempre es posible unrootear como se detalla al final).

Pasos para rootear

  1. Descargar el archivo ROOT-S5830C-i-M.zip y moverlo a una tarjeta microSD. No hay que extraerlo, solo mover ese archivo a la SD.
  2. Reiniciar el smartphone y entrar al modo recovery, para esto, una vez apagado encenderlo presionando el botón de encendido, el botón de subir volumen y el botón central hasta que aparezca un menú
  3. En el menú de recovery, escogemos: “apply update from sd card” y navegamos por el menú con los botones de volumen hasta encontrar el archivo y lo seleccionamos con el botón central.
  4. Reiniciamos el smartphone, con esto ya está rooteado.
  5. Buscar la aplicación Superusuario que ahora encontrarás en el drawer. Debes actualizar la misma desde Google Play. Es posible que no aparezca la primera vez, yo hice dos intentos en el Google Play antes que apareciera.

¿Qué hacer como root?

Siendo usuario root tienes mucho más control sobre tu smartphone, pero también debes tener más cuidado con las aplicaciones que instalas. En mi caso, lo primero que hice fue instalar Titanium Backup y realizar un backup genereral del dispositivo. Luego lo que hice fue remover todo el “bloatware” que viene con el Ace y ganar algo de espacio en la memoria interna, esta es la lista de aplicaciones que eliminé:

  • ThinkOffice
  • Social Hub
  • Bosque
  • Samsung Apps
  • All share
  • Cuenta de Samsung
  • Yahoo! Finance
  • Swype

¿Te parece poco? Bueno, también puedes instalar una custom rom, instalar aplicaciones de productividad como Titanium Backup y mantener tus datos a salvo, instalar bloqueadores de ads como Adaway, optimizar el rendimiento del smartphone. En fin tendrás un control completo de tu dispositivo, pero con un gran poder viene una gran responsabilidad, ya que el malware está al acecho.

No es obligatorio rootear el smartphone, pero, recuerda que tú eres el dueño del equipo y eres tú quien debe decidir que debe haber en tu teléfono y que no, y no lo debe decidir una empresa telefónica o el fabricante.

Pasos para unroot

  1. Descargar el archivo UNROOT-S5830C-i-M.zip y moverlo a una tarjeta microSD. No hay que extraerlo, solo mover ese archivo a la SD.
  2. Reiniciar el smartphone y entrar al modo recovery, para esto, una vez apagado encenderlo presionando el botón de encendido, el botón de subir volumen y el botón central hasta que aparezca un menú
  3. En el menú de recovery, escogemos: “apply update from sd card” y navegamos por el menú con los botones de volumen hasta encontrar el archivo y lo seleccionamos con el botón central.
  4. Reiniciamos el smartphone.

Square Pixels Panamá

Square Pixels Panamá - logoLuego de algún tiempo enquistado en mis pensamientos y divagaciones, aprendiendo un poco de todo y aumentando experiencia en otras áreas, libero el proyecto Square Pixels Panamá que es un desarrollo emprendedor de mi persona como freelance.

Como ya varios me conocen, en este momento soy estudiante de medicina y en unos meses, si Dios quiere y lo permite, médico interno del Hospital Santo Tomás. Se preguntarán, ¿médico y freelance? Pues contesto, sí. Son dos pasiones que tengo, una no excluye a la otra y trabajando un poco se pueden armonizar las dos cosas y más cuando encuentras la manera de combinar las dos cosas.

Los invito a visitar nuestro portafolio, contactarnos o seguirnos en twitter, o regalarnos un “me gusta” en facebook.

Raspberry Pi

He estado siguiendo en los últimos días los avances del proyecto Raspberry Pi, un proyecto bastante interesante por el hecho de que se trata de un motherboard completo a un costo de 25 a 35 USD dependiendo del hardware utilizado. Se planean distribuir dos modelos (específicaciones completas en la wikipedia), el modelo A:

  • Broadcom BCM2835 (ARM11 700 MHz)
  • 128 MB RAM
  • Broadcom VideoCore IV
  • Conector RCA
  • Salida HDMI
  • 3.5 mm jack
  • Almacenamiento SD/MMC
  • 1 puerto USB 2.0

y el modelo B tiene estos componentes adicionales al modelo A:

  • 10/100 Ethernet
  • 256 MB RAM
  • 2 puertos USB 2.0

Las posibilidades de un proyecto así son infinitas. Puede ser empleada como una estación de desarrollo/programación en instituciones por las ventajas de su bajo costo, imagino que otros ya estarán con los dientes largos pensando en instalar un media center como XBMC u otros considerando que será distribuido con Debian, Fedora y Arch Linux inicialmente.

La fundación a su cargo esta planeando iniciar su venta en los próximos días y espero poder hacerme con una, quizá no de los modelos iniciales pero tal vez si una para fin de este año.

Les dejo unas fotos tomadas por Paul Maunders, feliz propietario de una de las placas beta subastadas hace pocos días en eBay.

Y unos videos de la Raspberry Pi corriendo algunas cosas:

El maestro Harry Castro Stanziola

El día de ayer me enteré via twitter y luego confirme hoy en el diario La Prensa que abandonaba nuestro mundo para pasar a mejor vida el Dr. Harry Castro Stanziola. Como administro junto helenna18 el sitio web de la Sociedad Panameña de Cardiología y somos estudiantes de la Facultad de Medicina tuvimos la oportunidad de conocer de cerca a este maestro.

Las rotaciones con el (antes del incidente mediático de la KPC) eran en VII semestre, específicamente en la cátedra de Propedéutica Clínica y Fisiopatología y se realizaban en el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid. Allí, en un pequeño cuartito del 5to piso, empezaba la mañana con un pequeño recorrido histórico, ya fuera de la historia panameña o de la historia médica, con el grupo de estudiantes que le tocaba ese día. Cuando terminaba la historia del día, nos preguntaba que queríamos hacer, donde queríamos ir y comenzaban las voces: ¡gastro! ¡cardio! ¡cirugía! ¡neuro! al final en un consenso todos nos decidíamos por una sola y allá era donde nos dirigíamos. Se guindaba su estetoscopio y al final nos dirigíamos en grupo a nuestro destino. De vez en cuando, aparecía un personaje de mantenimiento del Complejo, cuyo nombre aún desconozco, que siempre saludaba al Dr Harry Castro y le decía “¡esos son sus pollitos, doctor!” y el siempre risueño le contestaba.

El era un médico de esos viejos que con solo sus habilidades clínicas podía como vendría el BHC, o como saldría el CAT o la endoscopía. Y siempre que llegaba a una sala, saludaba a todos sus pacientes y bromeaba con ellos, llevando una luz de alegría donde algunos paciente ya la habían perdido.

El era parte del grupo de los fundadores de la Sociedad Panameña de Cardiología y era uno de los primeros cardiólogos del país. Era historiador y llevaba la pequeña columna Raíces que se publicaba los domingos.

Conocer la historia es fundamental para entender el presente, el pasado es el gran maestro y el futuro depende de no repetir errores

En fin, como dijo el Dr Harry Castro una vez, quiero que mi lápida diga “aquí yace alguien que no se quería morir todavía”. Quizás no nos acompañe físicamente, pero creo que sus enseñanzas son suficientes para mantenerlo entre nosotros, en nuestra memoria y en un pequeño rincón para así hacer homenaje a ese gran maestro clínico y de la vida. Un saludo al “blue eyes” (como le solían decir) donde quiera se encuentre. Para terminar, dejo un video de un homenaje que le hicieron en el Diario La Prensa.

Afinando el violín desde Linux

En estos últimos días, la nostalgia me hecho retomar las prácticas de violín; sin embargo, la herrumbre pulula en mis dedos y mi oído ya no es como antes. Me ha costado afinar el violín. Antes lo hacía con un teclado, pero ahora su adaptador de corriente ha dejado de funcionar y solo me queda recurrir al mundo digital para tal tarea.

Hace mucho tiempo atrás rescate un archivo flash de un sitio web, un script bastante interesante ya que te ayuda a afinar de oído una guitarra, un violín o un bajo. Esta se encuentra entre las utilidades/herramientas del blog de AuLa de MúSiCa. El afinador lo pueden ver desde este enlace, y también hay un interesante metrónomo.

Ahora bien, veamos las opciones que nos ofrece Arch Linux para estos menesteres. Una búsqueda rápida con yaourt nos permite ojear el AUR.

$ yaourt tuner

Entre los resultados tenemos varias aplicaciones: fmit, gxtuner, k4guitune, lingot, qtuneroid, string, tuneit, tuneroid, gtkguitune. Algunas dependen de qt, otras de las librerías de kde4, otras de gtk y otras con de línea de comando.

Detrás de todos estos programas realmente hay varias horas de ingenio dedicadas al análisis de ondas, frecuencias, períodos, tonos, semitonos y demás, con el fin de entregar a los usuarios de GNU/Linux programas que valen la pena y que no tienen nada que envidiar a los de otras plataformas. En resumen, hacen su trabajo.

lingot (AUR link)

Con lingot tendremos un afinador preciso. Originalmente concebido para afinar guitarras eléctricas, pero con el que se puede afinar ahora cualquier instrumento. Tiene un menú de opciones con bastantes opciones, algunas que involucran conceptos avanzados y que hasta que no domines esa teoría, no podrás sacarle el máximo provecho.

En la interfaz gráfica nos toparemos con un indicador “analógico” y en la parte inferior con un panel que muestra gráficamente los sonidos que ha recogido y está analizando.

lingot en acción

lingot en acción

fmit (AUR link)

Este programa en AUR no compila correctamente y por tanto no se puede instalar, a la fecha de publicación de esta entrada; sin embargo, revisando he observado que los binarios que tienen son perfectamente funcionales es cuestión de descargar alguno de ellos y extraerlos para comenzar a utilizarlo, si prefieres puedes instalarlo con este PKGBUILD (ojo que es el primero que hago, no es lo mejor, pero me funciona):

# Contributor: Moises Serrano <linkmoises at gmail dot com>

pkgname=fmit
pkgver=0.99.2
pkgrel=1
pkgdesc="Free Music Instrument Tuner"
arch=('i686' 'x86_64')
url="http://home.gna.org/fmit/index.html"
license=("GPL")
depends=('jack' 'glut' 'qt' 'fftw' 'freeglut' 'hicolor-icon-theme')
source=("http://download.gna.org/fmit/$pkgname-$pkgver-Linux.tar.gz")
md5sums=('17077b76f93a7a572897ae6833d861a3')

build() {
   msg "Nothing to compile for $pkgname"
}

package() {
   cd $srcdir/

   install -Dm755 "$srcdir/fmit-0.99.2-Linux/bin/fmit" $pkgdir/usr/bin/fmit
   install -Dm755 "$srcdir/fmit-0.99.2-Linux/share/applications/fmit.desktop" $pkgdir/usr/share/applications/fmit.desktop
   install -Dm755 "$srcdir/fmit-0.99.2-Linux/share/icons/hicolor/scalable/apps/fmit.svg" $pkgdir/usr/share/icons/hicolor/scalable/apps/fmit.svg

}

Una vez instalado, el programa se verá así:

fmit en acción

fmit en acción

Personalmente me ha parecido que fmit es mejor por el hecho que me ha permitido afinar el violín desde el micrófono de la laptop. Lingot me ha funcionado mejor cuando usando un micrófono externo de un handset lo aproximo bastante al violín.

Epubgratis.me

Navegando en el Internet, en los últimos tiempos, donde las aguas se han manchado de la sangre de la caída de varios sitios web que facilitaban la libre difusión de la cultura actual. He encontrado una perla en esos mares, un grupo de personas que a pesar de todos los reveses que ha sufrido su sitio web, luchan por mantenerse como un frente de batalla en la difusión gratis de la cultura. Les puedo decir que ofrecen un servicio con creces superior a otras editoriales en línea que permiten la descarga de libros y la calidad no tiene nada que envidiar, llegando a ser en muchos casos superior.

Con estrictas normas de control de calidad, se ha creado una comunidad de lectores y editores que sinceramente da gusto como funciona. A decir verdad, tienen un muy amplio catálogo de libros en el idioma de Cervantes, y no me queda más que aplaudir a las personas que están detrás de este sitio web que se esfuerzan por compartir y difundir cultura a un coste de cero. La calidad del epub final es tal, que inspira a otros visitantes a realizar la misma acción, a compartir, a modo de gratitud por las perlas de sabiduría o entretenimiento que en ella encuentran.

En el poco tiempo que llevo de conocer esta comunidad de intercambio de cultura, de saber, de conocimiento. He leído unos cuantos libros que a decir verdad se me ha dificultado encontrar en Panamá. Creo que ahí es donde está la falla del negocio, dado que el precio al que puedes encontrar estas obras muchas veces no es justo y es inaccesible al bolsillo de otros tantos; pero por otro lado, también está el hecho de que el modelo de negocio actual no cubra la demanda y que el autor reciba poco beneficio de su obra.

En fin, revisando un poco su catálogo veo la carencia de obras panameñas, cosa que espero se subsane dentro de poco, pues dificulto mucho que Ricardo Miró se levante de su tumba y ordene que sus obras sean digitalizadas y distribuidas en formato epub.

Pueden visitar el sitio web en esta dirección: epubgratis.me, quien sabe si dentro de poco comienzan a aparecer obras panameñas en esa web.